Volvemos a nuestra andadura con la Estimulación Temprana de la mano del Centro Altea

¿QUE ES ESTIMULACION TEMPRANA?

El conjunto de medios, técnicas y actividades con base científica que aplicada de forma sistemática y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los 6 años con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas.

PRINCIPIOS EN LOS QUE SE BASA

- Cada etapa del desarrollo necesita diferentes estímulos. Los bebés conocen el mundo que le rodea a través de los sentidos. Jugar con distintas sensaciones (auditivas, visuales, táctiles, olfativas, gustativas, vestibulares y propioceptivas) como olores, colores, formas, texturas o sabores, activa distintas conexiones neuronales entregando información para el desarrollo sensorial, emocional, social, cognitivo y de la imaginación.

- Respetar el desarrollo individual de cada niño, sin hacer comparaciones. Cada niño es único y diferente, y los padres deben tenerlo en cuenta a la hora de estimularle. Debemos respetar su desarrollo individual, evitando comparaciones y presiones sobre su hijo. Los padres también aprenderán y crecerán en su tarea de padres durante la estimulación de su hijo.

- El desarrollo del niño es continuo, aunque cuando el niño adquiere un hito o función necesita. cierto tiempo para consolidarlo.. Antes de empezar con la estimulación del bebé es importante que ellos conozcan las etapas de desarrollo del bebé para que puedan presentarle los estímulos y las actividades adecuadas a su edad y capacidades.

- Jamás se deberá forzar a un niño. El bebé deberá vivir libremente esta experiencia y no como una obligación. Jamás se deberá forzarle a que haga alguna actividad para la que él no esté preparado ni suficientemente estimulado. El bebé debe sentirse libre y motivado para mantener siempre una buena autoestima durante todo el proceso de aprendizaje.

- La mejor manera para estimular al niño es mediante el juego..

TRABAJAREMOS buscando el equilibrio integral, tanto física como intelectual. Para favorecer el óptimo desarrollo del bebé, las actividades de estimulación se enfocan en cuatro áreas: área cognitiva, motriz, lenguaje y socioemocional.

El área cognitiva: Le permitirá al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias, así podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas situaciones.

Área Motriz: relacionada con la habilidad para moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También comprende la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca, lo que lo hace capaz de tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que ve, permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos.

Área de lenguaje: referida a las habilidades que le permitirán comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, expresiva y gestual. La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño podrá entender ciertas palabras mucho antes de que puede pronunciar un vocablo con sentido; por esta razón es importante hablarle constantemente, de manera articulada relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que escuche asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos.

Área Socio-emocional: Esta área incluye las experiencias afectivas y la socialización. Sintiéndose él querido y seguro, será capaz de relacionarse con otros de acuerdo a normas comunes. Para ello es importante brindarles seguridad, cuidado, atención y amor, además de servir de referencia. Los valores de la familia, el afecto y las reglas de la sociedad le permitirán, poco a poco, dominar su propia conducta, expresar sus sentimientos y ser una persona independiente y autónoma.

¿QUE ES EL TALLER DE ESTIMULACION TEMPRANA EN TLOU?

  • Es una manera muy especial de contactar y divertirnos con el niño, siguiendo los ritmos que nos marque, animándole y confiando en sus posibilidades, siendo creativos e imaginativos, inventando cosas nuevas y llevándolas a la práctica observando los resultados.
  • Es prevenir y mejorar posibles déficit en su desarrollo.
  • Es enseñarle a mostrar una actitud ante las personas, juguetes…es decir, fijar su atención y despertar su interés ante los acontecimientos de la vida.
  • Es poner los cimientos para facilitar el crecimiento armonioso y saludable, así como para el posterior aprendizaje y personalidad del niño
  • Es trabajar en una serie de tareas de una manera constante, pero introduciendo una pequeña novedad. Si no hay suficiente constancia en los aprendizajes, no aprenderá la tarea y se le olvidará rápidamente, y si la novedad es excesiva se va a desconectar y abrumar.
  • Es un programa que pretende favorecer la autonomía del niño y lograr un nivel socioeducativo aceptable.

POR GRUPOS OBJETIVOS CÓMO LO HAREMOS

- 0-6 meses. Las actividades principales que realizan y necesitan son sensoriales y motrices y se trabajan a través de masajes, sentir texturas, afinación de los sentidos y ejercicios específicos. Formar vínculos afectivos seguros y preparar su cuerpo para los retos que surgen a partir del sexto mes son los principales aspectos que el niño deberá empezar a cimentar en éste periodo de su vida.

- 6-12 meses Las actividades principales que realizan son utilizar la presión en pinza para asir objetos, el gateo y quizás, antes de cumplir el año estén dando sus primeros pasos con ayuda y diciendo sus primeras palabras. Todas las destrezas por pequeñas que parezcan estarán vinculadas unas con otras.

- En el primer año aprenderá por imitación, se ampliará su capacidad de memoria y aparecerán las nociones de permanencia de objetos y de causa y efecto.

Conocerse, confiar en sus propias potencialidades, tener suficiente seguridad personal para tener la iniciativa y saber relacionarse con el mundo y creer en él, son los principales aspectos que el niño deberá empezar a cimentar en éste periodo de su vida.

Raquel Díaz Barrigón: Psicóloga y psicoterapeuta Infanto-Juvenil M-14398.
Miembro Titular de la AETG. Mediadora Familiar, Psicomotricista Máster en Atención Temprana.
Fundadora y Directora Terapéutica de Centro ALTEA (Atención Temprana y Tratamientos Infanto -Juveniles).